PresiÓn Pulmonar

Cuando estamos en condiciones normales, la presión está igual dentro y fuera de nuestros pulmones. Por eso no nos cuesta inspirar para llenarnos de aire. Pero qué ocurre si hacemos una inmersión a una profundidad considerable. En la orilla del mar soportamos la presión de la atmósfera sobre nosotros, 1kg en cada cm2 , no es mucho, por eso no nos cuesta respirar. Sin embargo si nos sumergimos a 10 metros de profundidad en el mar, la presión que soportamos se duplica por dos ya que, a la presión de la atmósfera que teníamos antes por encima de nuestra cabeza, hay que sumarle la presión de los 10 metros de agua bajo los que estamos, eso se llama presión absoluta (Presión atmosférica más Presión hidrostática iqual a Presión absoluta). A dicha profundidad nuestros pulmones, que están acostumbrados a trabajar con la misma presión dentro y fuera de ellos no son capaces de hincharse por sí mismos y por eso hay que usar un regulador.