Chevy Malibu

Más que un sedán, es una obra maestra de ingeniería, precisión y diseño; rodeado de detalles cromados disponibles, líneas precisas que acentúan su carrocería, y curvas que fluyen y se desvanecen en pequeños espacios para un manejo silencioso y aerodinámico. En su interior encontrarás gran atención al detalle desde asientos de dos tonos en piel, volante forrado en piel con controles integrados y hasta una luz azul ambiental, todo esto y más disponible. A su atractivo look añádele la eficiencia de un estimado EPA de 33 MPG en carretera y un increíble precio, y verás como esta obra maestra puede ser mucho más alcanzable de lo que piensas.